Paul Smith se lanza a la fotografía (otra vez)