El parque de vehículos se mantiene por debajo de 30 millones