El 24% de los españoles pagaría un peaje por entrar a las ciudades