Oslo en primavera: el paraíso nórdico

Impresiona llegar a uno de los países más ricos y felices del mundo