ONG y empresas, unidas por el fin de la venta de coches de combustión