Northgate saca músculo mientras agoniza el fondo de inversión que la quiso controlar