Navarra, Cataluña y País Vasco lideraron el crecimiento de autónomos extranjeros en 2016