Mercedes-Benz

El proyecto Intelligent World Drive de Mercedes-Benz recorrerá los cinco continentes con un automóvil basado en la Clase S para poner a prueba las funciones avanzadas de conducción automatizada.

En el Salón Internacional del Automóvil (IAA) en Fráncfort, el presidente de la Junta Directiva de Daimler AG y responsable de Mercedes-Benz Cars Dieter Zetsche dio el pistoletazo de salida para la primera etapa del prototipo experimental basado en la nueva berlina de serie.

Un modelo de la Clase S, dotado de funciones autónomas para los fines de este proyecto, estará en circulación hasta enero de 2018 y afrontará situaciones de tráfico de diversa complejidad.

De este modo se adquiere una valiosa experiencia, que permitirá seguir avanzando en la hoja de ruta para la conducción autónoma. Tras el inicio del periplo en Alemania, el recorrido de prueba continuará en China en octubre, en Australia en noviembre y en Sudáfrica en diciembre.

La última estación y el final del trayecto será el Salón CES en las Vegas en enero de 2018. El objetivo del Intelligent World Drive es adquirir conocimientos en el tráfico real en todo el mundo para poder adaptar las futuras funciones de conducción autónoma y automatizada a los hábitos de los conductores y a las condiciones del tráfico específicos de cada país.

El miembro de la Junta Directiva de Daimler AG, Investigación del Grupo y Desarrollo de Mercedes-Benz Cars, Ola Källenius, ha comentado que “registrar, procesar e interpretar situaciones de alta complejidad en el tráfico rodado es la clave para una conducción automatizada y autónoma segura. Un entorno crítico en este contexto es el denso tráfico urbano. Por ese motivo, probamos conscientemente nuestras funciones de conducción automatizada en las situaciones habituales en las grandes metrópolis”.

Mercedes-Benz

El fabricante de automóviles de Stuttgart se muestra favorable para establecer un marco jurídico internacional armonizado que regule la conducción autónoma y automatizada.

Las acciones necesarias en este sentido se refieren en particular al acuerdo internacional sobre la legislación del tráfico por carretera, que establece el marco jurídico vinculante para las leyes nacionales y que, hasta el momento, exige obligatoriamente la presencia de un conductor. También son importantes otras modificaciones, relacionadas con la certificación del vehículo y el almacenamiento de datos.

En este sentido, la miembro de la Junta Directiva de Daimler AG responsable de Integridad y Asuntos Legales, Renata Jungo Brüngger, ha aclarado que “las fronteras nacionales no deben ser un obstáculo para el progreso. La legislación debe avanzar al ritmo del desarrollo tecnológico. De lo contrario, no podrán llegar a la carretera innovaciones importantes para la conducción autónoma y automatizada”.

Así, Jungo Brüngger, ha subrayado que “la seguridad en materia jurídica es un requisito básico para que la sociedad acepte la conducción autónoma. Por eso necesitamos cuanto antes una armonización internacional del marco jurídico”.

Mercedes-Benz

La conducción autónoma es uno de los cuatro temas estratégicos de futuro elegidos por Daimler AG para formar parte integrante de su estrategia empresarial CASE.

Este acrónimo engloba los cuatro campos interconexión en red (Connected), conducción autónoma (Autonomous), uso flexible de los vehículos (Shared & Services) y propulsión eléctrica (Electric). La meta es configurar una movilidad intuitiva para los clientes mediante la interacción inteligente de los cuatro elementos de CASE.

Intelligent World Drive

En Alemania, la atención se centrará en el comportamiento específico al circular por autopista y con tráfico congestionado. El énfasis del viaje de pruebas en China recaerá en el comportamiento de marcha en el tráfico denso de una metrópoli con varios millones de habitantes como Shanghái.

En Australia, los especialistas de desarrollo aprovecharán el recorrido de Sídney a Melbourne para probar los mapas digitales actuales de HERE. La cartografía también será el foco de atención de los tests que se realizarán en el área metropolitana de Ciudad del Cabo en Sudáfrica, donde se examinarán el uso del material existente en situaciones cotidianas y las particularidades específicas de los países.

El viaje de pruebas en el área metropolitana de Los Ángeles y desde allí hasta Las Vegas se centrará en la evaluación del comportamiento en el espeso tráfico urbano, en retenciones y en autovías, donde los vehículos pueden adelantar por la derecha.

 

Concept EQA, primer concepto compacto eléctrico de Mercedes-Benz EQ