Mercedes-Benz Clase X, un pick-up «pata negra» que mira al mercado flotista