ALD y su medio millardo «de nada» en el concierto empresarial español