El Salón del Automóvil de Ginebra ha sido el escenario para el estreno mundial del modelo más sofisticado del fabricante japonés de automóviles de lujo Lexus, la berlina híbrida LS 500h, una variante que llega tras la puesta de largo de esta berlina en el Salón de Detroit con la motorización biturbo V6 bajo la denominación 500.

El LS 500h es un turismo de cuatro puertas de línea coupé creado con el propósito de la marca de ubicar este modelo en los dos segmentos, berlina y coupé, ya que el LS es una manifestación más de cómo Lexus  ha reinventado el sedán de lujo, asegura la compañía. El LS mantiene su espíritu como berlina de representación.

El LS 500h está equipado con el nuevo sistema híbrido mulltistage (multi etapa) de Lexus, una tecnología que transforma el rendimiento de un híbrido, proporcionando una mejor capacidad de respuesta y una mejor aceleración lineal, sobre todo al ponerse en marcha desde parado. Al mismo tiempo ofrece una mejor la eficiencia en consumo de carburante y una mejoría en la reducción de las emisiones del sistema.

El 500h de LS, con más de 5,2 metros de largo, se basa en la nuevo nueva plataforma modular de Lexus GA-L (Global Architecture for Luxury vehicles) que, asegura Lexus, es más rígida que la sustituida y más confortable, además de proporcionar un bajo centro de gravedad y una  distribución óptima del peso, lo que contribuye a la estabilidad esencial del coche y a la agilidad de manejo.

La cabina se ha beneficiado de un enfoque igualmente nuevo, centrándose en la “comodidad progresiva,” la interpretación japonesa de la estética y las tradiciones de la artesanía en el contexto de un interior del vehículo avanzado, lujoso e innovador. De hecho el LS 500 fue galardonado en el Salón de Detroit con el Premio de Diseño EyesOn por la excelencia en el diseño de interiores.

El tren motriz del LS 500h está formado por un motor V6 de 3.5 litros VVT-i de gasolina y dos motores eléctricos, para llegar a una entrega de potencia máxima del sistema de 354 CV (264 kW).

Sistema híbrido Lexus Multi Etapa

El nuevo LS 500h está equipado con el sistema híbrido de múltiples etapas de Lexus, una tecnología innovadora que transforma el rendimiento del sistema de propulsión híbrido.

Este sistema, que se instaló por primera vez en el nuevo coupé de lujo LC 500h, ofrece múltiples beneficios en cuanto a mayor capacidad de respuesta del acelerador, alta velocidad de crucero a bajas revoluciones del motor y la capacidad de alcanzar velocidades de crucero más elevadas, hasta 140 km/h.

Asimismo, se ha mejorado el rendimiento general del combustible y la eficiencia de las emisiones, al tiempo que se preserva la conducción suave, silenciosa y sofisticada que es un sello distintivo de los híbridos Lexus.

El sistema Multistage Hybrid agrega un dispositivo de cambio de cuatro marchas al tren de potencia Lexus Hybrid Drive del LS 500h, que incorpora un motor doble V6 de gasolina VVT-i de 3.5 litros y dos motores eléctricos. Como resultado se obtiene una respuesta más directa cuando el conductor pisa el acelerador del motor, cualidad particularmente notable al empezar a mover el vehículo cuando está parado.

Aunque el sistema incorpora un cambio de cuatro marchas, su funcionamiento reproduce la sensación de conducir con una transmisión de 10 velocidades, como la que se ofrece en el LS 500 V8, con una sensación de aceleración lineal, directa y continua, que brinda una gratificante experiencia de conducción.

El LS 500h está equipado con una batería de iones de litio compacta y ligera. Es un 20 por ciento menor que la unidad de hidruro de níquel-metal utilizada en el LS 600h, y, sin embargo, tiene una densidad de energía más alta.

Utilizando la tecnología de iones de litio también se ha reducido el peso del componente, ayudando a reducir la masa total del vehículo, lo que favorece la economía de combustible en general, un nivel de emisiones y gastos.

LS 500 con motor V6 biturbo

El LS 500 es alimentado por un nuevo motor de gasolina V6 de doble turno de 3.5 litros, acoplado a una transmisión automática de 10 velocidades. El sistema es capaz de producir una alta potencia de 415 caballos y un par máximo de 600Nm que el rendimiento de un motor V8.

La transmisión automática de 10 velocidades funciona con un convertidor de par con tiempos de cambio que rivalizan con los cambios de doble embrague. El conductor puede ejecutar cambios utilizando los controles de pedal, pero preferirá utilizar el sistema de control electrónico avanzado, que anticipa la acción del conductor y elige la proporción ideal mediante el control de aceleración, frenado y las fuerzas G laterales.