Los SUV de cero emisiones reducen su precio de un modo drástico en Europa y EEUU