Los recambios logran una facturación superior a 10.000 millones de euros