Contra los ecologistas de salón

Que conste que a mí, salvo en cuestiones futbolísticas, no me gusta la gente que construye su ideología frente al disidente. Es más fácil destruir que crear un planteamiento