Los coches de más de 10 años se venden ya un 40% más que los nuevos