Las ventas de Volvo caen un 30% en el mundo por la falta de coches