viernes 19, julio, 2024

ÚLTIMO NÚMERO

NEWSLETTER

Las ventas de coches superarán la cifra de 2008 ¿Crisis? ¿Qué crisis?

Share & Fleet

En este texto...

Autor

En España tenemos muy mala memoria y, ahora que la situación económica se está recuperando en términos generales, parece que se han olvidado los bastante recientes tiempos de la que puede ser la peor crisis económica de la historia de este país. Los indicadores muestran crecimientos en los principales sectores y el del automóvil no iba a ser menos.

Uno de los más azotados por los vaivenes de la economía mundial y nacional, el automóvil cierra la primera mitad del año con un brillo especial en la mirada, el que le da el saber que el mercado va hacia arriba y que, casi con toda probabilidad, superará los volúmenes de ventas de antes de que comenzara el desplome, en 2008.

Sin echar las campanas al vuelo, pero con una moderada alegría, los diferentes actores del sector de la automoción nacional, como asociaciones, fabricantes de vehículos o incluso desde las administraciones públicas, dan pistas de que la recuperación ha llegado para quedarse y de que los tiempos de penurias han pasado (al menos de momento).

Si bien es cierto que ninguno de los partícipes en el gran circo del automóvil en España confía en que se vuelvan alcanzar los volúmenes históricos de matriculaciones que se lograron en los años más fuertes de la burbuja económica española, con cifras que llegaron a ser casi impúdicas. Después de que en 2008 se iniciara período de peregrinación en el desierto, las previsiones apuntan a que se superarán los 1,2 millones de automóviles matriculados en España en 2017, superando los niveles comerciales contabilizados en el ejercicio 2008, cuando se vendieron 1,16 millones de unidades.

Como se suele decir en casos de desamor, el tiempo lo cura todo, pero no se puede achacar sólo al tiempo la relativa bonanza por la que atraviesa la automoción española.

Uno de los principales factores que han ayudado a vender coches en los últimos años ha sido la implementación de planes de incentivo a la renovación del parque de automóviles, con el Gobierno del PSOE, primero, con el Plan 2000E, y con el del PP, después, con el Plan Pive.

También puedes leer...
Kia logra una cuota del 3% en el mercado europeo en 2017

 

ventas

 

Los planes de ayuda a la compra han servido para vender más coches y para reducir la antigüedad del envejecido parque automovilístico español, pero no han sido los únicos que han ayudado a salir del pozo.

Otro de los motivos que han tirado de las matriculaciones, especialmente en el canal de alquiladores, ha sido el turismo y la posición dominante de España en este ámbito. En los últimos meses, especialmente, se está viendo cómo la potencia nacional en términos turísticos está disparando los crecimientos de ventas en esta rama de mercado que, aunque no sea la más rentable, sigue dando buenas alegrías a las marcas que la saben gestionar bien.

El canal de empresas también está tirando del mercado y, sobre todo, en un momento en el que las entregas a particulares están desacelerando por la falta de subvenciones a la compra.

 

Sólo nueve años…

Es digno de celebración que el mercado español vuelva a retomar (previsiblemente) los volúmenes de matriculaciones registrados antes de la crisis, pero, si nos paramos un momento a analizar el dato, nos damos cuenta de que se ha tardado la friolera de nueve años y muchos planes de renovación después en lograr esta cifra. La dinámica económica y la evolución de los niveles de desempleo no anuncian que se vuelvan a recortar las ventas de coches en el corto plazo, aunque tampoco se contemplan grandes crecimientos en los años venideros.

El director de Comunicación de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), Adolfo Randulfe, asegura a Fleet People que durante el segundo semestre del año, al igual que ha sucedido en los primeros seis meses, el mercado tendrá una evolución positiva, con una previsión de cierre de 2017 de 1,225 millones de automóviles, lo que supondrá un aumento del 6,8% si se compara con 2016. “Poco a poco el mercado español se va recuperando y, de cumplirse las previsiones, éste sería el primer año que se superarían los niveles de matriculación de turismos desde que empezó la crisis, allá por el año 2008”, añade Randulfe.

También puedes leer...
Renault generará sinergias de cerca de 600 millones enganchándose al metaverso

Por su parte, el secretario general de la Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (Faconauto), Blas Vives, no espera muchos cambios para la segunda parte del año actual, salvo si se pusiera en marcha una nueva edición de los planes de achatarramiento, algo que haría “aflorar” más demanda. No obstante, Vives manifiesta a FP que el sector tiene que aspirar a vender más de lo que se está vendiendo hoy porque “hay margen”.

Sin embargo, sus previsiones no muestran un fuerte avance en los próximos años, período que considera que se mantendrá “plano”, por lo afirma que con los 1,2 millones de automóviles que se venderán en 2017 se ha llegado a la “velocidad de crucero” del mercado español.

Para el director general de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (Ganvam), Tomás Herrera, el año actual es considerado el de la “autorrecuperación”, en el que se alcanzará el volumen de ventas que corresponde a España por población y renta per cápita.

ventas

 

En su opinión, el mercado crecerá un 5% en 2017, hasta 1,2 millones de unidades, llegando “prácticamente” el nivel natural. Esto se debe al viento macroeconómico a favor, al empuje del canal de empresas y al crecimiento del turismo, que contrarrestan el “estancamiento” de las ventas a particulares por la falta de incentivos.

 

Unos planes molan más

Los datos macroeconómicos, los de empleo, los de ventas de coches y los de confianza del consumidor adelantan un cierre de año positivo en lo que se refiere a ventas para el conjunto del sector del automóvil en España. No obstante, y a pesar de la previsión de crecimiento comercial para 2017, existen muchas voces que anuncian que el mercado podría subir más si se pusieran en marcha planes de incentivo a la compra de vehículos realmente eficaces y con continuidad en el tiempo. De hecho, la entrada en vigor de la segunda edición del Plan Movea (el 24 de junio), de impulso a los vehículos de energías alternativas, ha dejado un poco frío al sector, no porque no se crea que hay que apostar por los vehículos ‘verdes’, sino porque sólo cuenta con un presupuesto de 14,26 millones de euros y tiene una fecha máxima de finalización del 15 de octubre.

También puedes leer...
La rentabilidad de los concesionarios mejora tres décimas en el primer semestre, según Ganvam

Desde el Gobierno anuncian la continuidad de este programa con otro con una partida de 50 millones de euros, pero son cifras muy alejadas de las ayudas que se daban en los planes PIVE y que sí tenían un fuerte efecto llamada para los clientes.

Para Blas Vives, el Movea es una iniciativa que hay que valorar, pero considera que va a tener un efecto “muy limitado sobre el mercado”, debido al “bajo presupuesto asignado”, mientras que, en relación con el posible plan de 50 millones para renovación del parque, indica que puede que se quede corto. “Si, finalmente se pone en marcha, las matriculaciones podrían mejorar entre un 10% y un 15% respecto a las previsiones”, apunta.

“Si tenemos en cuenta que estamos hablando de una dotación siete veces menor que la del antiguo Plan Pive 8, la demanda adicional podría cifrarse en 2.000 unidades”, explica Herrera a Fleet People, mientras que Adolfo Randulfe destaca que desde Anfac lo que defienden es que este tipo de planes tengan una continuidad en el tiempo, evitando así que la demanda se concentre casi de forma exclusiva en los períodos en los que está activo el programa.

Desde 2008 no se vendían en España más de 1,16 millones de coches y esta cifra se superará, casi con toda probabilidad, al cierre de 2017, con más de 1,2 millones de turismos y todoterrenos, según las previsiones de las principales asociaciones.

El mercado navega con el viento de popa del canal de empresas y del turismo, que compensan la desaceleración de las ventas a particulares, lastradas por la falta de unos planes de incentivo que, como los antiguos Pive, sirvan realmente para atraer a los clientes a los concesionarios.

¿Dónde quieres recibirla?

    Más información


      ID.7 Tourer, aún más espacio en clave eléctrica

      Lo más visto