Las fábricas de vehículos incrementan su producción hasta 1,8 millones de unidades