Las empresas de renting invirtieron más de 3.566 millones hasta agosto en nuevos vehículos, un 5% menos