Las empresas de alquiler de vehículos prevén acabar 2022 con un alza del 80% en sus ingresos