La reparación de un coche usado cuesta unos 750€