domingo 3, marzo, 2024

ÚLTIMO NÚMERO

NEWSLETTER

La rent a car tiene un ‘target’ a corto plazo: ganar dinero con su apuesta en la nueva movilidad

Share & Fleet

En este texto...

Autor

Redacción
Redacción
La redacción de Fleet People trabaja para ofrecer a los lectores una información de calidad y actualizada sobre el sector de las flotas y el renting. El equipo está comprometido con la excelencia periodística, y se esfuerza por ofrecer un contenido útil y atractivo para los lectores, ser un referente informativo para los profesionales del sector y contribuir al desarrollo del mismo. La redacción de Fleet People está liderada por Juan Arús, director de la revista y del medio digital. Arús es un periodista con 25 años de experiencia en el sector de la automoción.

La carrera que ha emprendido en muy pocos años la multinacional francesa del alquiler de vehículos Europcar es tremenda. Debú en Bolsa, adquisición de la rent a car de bajo coste Goldcar y de otras tantas relacionadas con los nuevos servicios de movilidad, cambio de gestión… Se mueve rápido.

“Hemos cambiado mucho en los dos últimos años. Nuestro tamaño es hoy un tercio más grande que en 2017”, aseguraba recientemente la consejera delegada de la compañía, Caroline Parot. A pesar de esa mutación, que normalmente se obtiene a golpe de talonario y que pesa en el balance financiero, la compañía se anotó el ejercicio pasado un beneficio después de abonar los correspondientes impuestos al fisco de 139 millones de euros, respecto de los 61 millones del año anterior.

Un crecimiento notable en el que influyó de modo decisivo, eso sí, la aportación en extraordinarios por la venta de su participación del 50% en la carsharing Car2Go (Daimler), por la que se embolsó 70 millones. Sea como fuere, el beneficio está ahí, después de una última década convulsa para la enseña.

La crisis hizo mella en su estructura y no hizo sino perder dinero —342 millones entre 2012 y 2015— hasta 2016, donde resurgió con 120 millones de beneficio.

La posición del grupo, que ha mutado su nombre a Europcar Mobility Group, no es boyante en Bolsa, donde debutó en junio de 2016 con un valor por acción de 12,05 euros y que hoy está fijado —a 1 de marzo pasado— en 7,85 euros. Un tercio menos. También es cierto que la compañía ha dado pasos para afianzar su posición en algunos segmentos, como el de sus operaciones de alquiler bajo coste, que el año pasado generó unos ingresos al grupo de 388 millones, el triple que el año anterior y del que obtuvo un suculento margen del 36,3%, 2,8 puntos básicos más que en 2017.

El negocio de alquiler de coches también facturó un 10% más y el de vehículos comerciales aumentó casi un 30%. Y sus márgenes fueron positivos.

 

Rentabilizar la cosa

El nudo gordiano para Europcar reside en rentabilizar sus adquisiciones en el ámbito de la nueva movilidad y en enjugar cuanto antes compras como la de Goldcar, por la que pagó 562 millones, a lo que hay que sumar los 109,8 millones por la también low cost Buchbinder.

 

rent a car

 

En el caso de la nueva movilidad, Europcar tiene que moverse rápido. Ha invertido desde 2014 unos 25 millones en la compra del 100% del capital de Ubeeqo, un paraguas de su negocio del carsharing bajo la que ha puesto empresas como la española Bluemove, a la que desposeyó de su nombre original a principios de año, y después de comprar el 75,7% de su capital en junio de 2016 por ocho millones de euros. Esto es, valorándola en 9,46 millones.

Poco tiempo más tarde compró la app londinense de ride-hailing con chófer Brunel por 5,4 millones, la start-up italiana Guidami por un millón, y en diciembre de 2017 se hizo con el control de la empresa de carsharing de Londres E-Car. también gestiona GoCar y Scooty.

Por el momento, estas opciones reportaron al grupo un déficit de 23 millones el año pasado, y se espera que pierdan otro tanto en 2019, aunque ya cuentan con una base de 60.000 clientes y 285.000 operaciones efectuadas.

Para Europcar, la clave de todo estriba, en este momento, en mantener sus proyecciones sosteniendo un nivel de deuda corporativa neta que el año pasado se redujo a 795 millones y respecto de los 827 millones de 2017, pero que estaba fijada en 600 millones de euros menos apenas dos años antes.

Si la nueva movilidad explota, la Europcar habrá triunfado. Pero eso no está sucediendo. Al menos, de momento.

¿Dónde quieres recibirla?

    Más información

      Kia EV9, el nuevo 'must' ecológico para el CEO concienciado

      Lo más visto