La facturación de General Motors asciende a 1.827 millones y vende 600.000 coches