lunes 4, marzo, 2024

ÚLTIMO NÚMERO

NEWSLETTER

La depreciación de los vehículos eléctricos lastra los resultados de Hertz

Share & Fleet

En este texto...

Autor

El beneficio neto de la compañía de alquiler de automóviles cayó en un 70% en el último año, hasta los 573 millones de euros. La compañía asume que este descenso responde a el aumento de los gastos y la depreciación del valor de su flota de vehículos eléctricos.

En 2023, los ingresos de Hertz aumentaron un 7,9% y llegaron a 8.719 millones de euros. Los gastos aumentaron, por su parte, en un 45,6%, hasta los 8.450 millones de euros.

El resultado bruto de explotación (ebitda) se situó en 522 millones de dólares, una reducción del 75,6%.

En el último trimestre del año, la compañía tuvo unas pérdidas netas de 389 millones de euros y un ebitda negativo de 355 millones de euros. Estas pérdidas incluyeron un gasto neto por depreciación de 228 millones de euros por la depreciación del valor residual de su flota de vehículos eléctricos.

Stephen Scherr, presidente y consejero delegado de Hertz, señaló en un comunicado que aunque en los últimos tres meses del año la demanda fue sólida, la compañía siguió encarando dificultades relacionadas con la venta de su flota de vehículos eléctricos así como «otros costes».

«Hemos tomado medidas para responder a estos problemas y de cara a 2024 estamos seguros que nuestra reducción planificada de vehículos eléctricos y de la base de costos, junto con la ejecución de nuestro plan de rentabilidad, nos permitirá recuperar nuestra cadencia operacional y mejorar nuestro rendimiento financiero con un creciente efecto en 2025», dijo Scherr.

El pasado 11 de enero, Hertz comunicó que había empezado a vender unos 20.000 vehículos eléctricos de su flota y que utilizará parte de los ingresos obtenidos para comprar vehículos de gasolina.

Ya entonces, Hertz señaló en documentos presentados ante las autoridades bursátiles de Estados Unidos que en el cuarto trimestre de 2023 asumiría un coste de unos 245 millones de dólares en términos de depreciación.

En 2021 Hertz anunció la compra de 100.000 vehículos de Tesla, lo que disparó las acciones del fabricantes de automóviles eléctricos, y en 2022 acordó con la sueca Polestar (propiedad de Volvo y la corporación china Geely) la adquisición de otros 65.000 VE.

Pero en octubre de 2023, Scherr dio marcha atrás a esta política y dijo que Hertz reduciría su flota de eléctricos porque el mayor coste de la operación estos vehículos estaba afectando negativamente sus resultados financieros.

¿Dónde quieres recibirla?

    Más información

      Kia EV9, el nuevo 'must' ecológico para el CEO concienciado

      Lo más visto