Proceed

El fabricante surcoreano Kia Motors ha presentado en el el Salón del Automóvil de Fráncfort el Proceed Concept, una nuevo tipo de carrocería para la marca que deja entrever lo que será la nueva generación de la familia Cee’d.

Este nuevo concepto ha sido creado en el centro europeo de diseño que Kia tiene en Frankfurt, a tan solo 500 metros de la sede del Salón del Automóvil, y allí ha sido caracterizado por una atrevida línea de techo, músculo visual y una arquitectura compacta de cinco puertas.

 

Gregory Guillaume, diseñador jefe de Kia Motors Europa, ha explicado que “con el espíritu y la fuerza del actual Pro_cee’d, el Proceed Concept es una extensión del deportivo compacto que posee el espíritu deportivo de Kia. Es un embajador de toda nuestra emoción, nuestra pasión y el dinamismo de nuestros valores”.

Es un tercer tipo de carrocería que mantiene el dinamismo del pro_cee’d, pero reformulado para combinar una nueva y llamativa presencia visual con un toque de versatilidad para el uso cotidiano, según el diseñador.

Diseño de formas compactas

Bajo y esbelto, el prototipo de cinco puertas Proceed combina unas formas prominentes con una planta compacta, que sugieren agilidad. Su silueta se complementa por una serie de rasgos de diseño singulares.

La línea iluminada que enmarca la superficie acristalada se prolonga hasta el portón, con lo que se realzan las formas dinámicas del coche. Junto con el techo de cristal, la “Aleta de Tiburón”, en ángulo agudo y con el logo GT, destaca la ausencia de pilar B y, a su vez, se enfatiza la línea del techo que fluye hasta los hombros traseros.

Los estribos destacan la estrecha línea de cintura del Proceed Concept y confieren una imagen poderosa a la parte trasera.

Las luces diurnas se han convertido en un elemento clave para la identidad del coche y hacen posible que otros conductores identifiquen a los modelos de Kia, de día o de noche. Sin embargo, con poca luz ambiente, los coches vistos de perfil a menudo carecen de rasgos de diseño llamativos. En el Proceed Concept se utiliza la luz para destacar su silueta de dos volúmenes.

Otros elementos destacados, táctiles y visuales, incluyen grupos ópticos con recriminación atmosférica en rojo, salidas de aire superpuestas y unas grandes llantas de aleación de 20 pulgadas con seis radios y tuerca central. La superficie ondulada de su luminosa trasera evoca el metal ferromagnético fundido.

Su estampa y sus proporciones son nuevas, pero el Proceed Concept muestra muchos de los conocidos rasgos de diseño propios de Kia: la parrilla “tiger nose”, el esculpido capó “isla” inspirado por el Stinger, el parabrisas acanalado, el acristalado completo del techo y la combinación de superficies metálicas curvas con pliegues nítidos, característica de Kia.

La carrocería del Proceed Concept, incluidas las aletas inferiores, está acabada con una pintura “Rojo lava”. Resultado de un proceso de pintura altamente complejo que dura una semana, el Rojo lava combina 19 capas aplicadas a mano de color negro, plateado con efecto cromo y laca roja, para que el acabado sea lustroso y brillante. Sensible a los cambios en las condiciones de luz, su profundidad y brillo metálico realzan aún más los contornos y curvas del Proceed Concept.

El diseño interior está inspirado en la confección a medida y la alta costura, de modo que “el color y la tapicería juegan un papel clave en el desarrollo del coche, nuestras conversaciones sobre el aspecto y el tacto del habitáculo del Proceed Concept han llevado el mismo tiempo que las de la forma exterior. Los dos armonizan perfectamente, algo que no siempre ocurre” explica Guillaume.

Los asientos están tapizados con más de 100 metros de tejido de elastano cortado, confeccionado y ajustado a mano para crear una tapicería ondulada y plisada, un llamativo contraste con el salpicadero liso y brillante.

La instrumentación y el panel de infoentretenimiento exponen intuitivamente los tres modos de conducción con códigos de color: Rojo lava para el modo “GT”, Verde bosque para el “Eco” y Blanco espíritu para el “Autónomo”.

Los cuatro asientos individuales interconectados forman una ondulación, que supone un guiño a los del prototipo Kia Provo presentado en el Salón de Ginebra de 2013. Los respaldos divididos de los asientos están sustentados por un exoesqueleto metálico para reforzar su rigidez estructural y la ligereza de los materiales.

El concepto de combinar ligereza y resistencia también se lleva a término en la minimalista configuración de la consola central flotante. Esta unidad de diseño limpio y ergonómico aloja los controles del Proceed Concept, análogos a los controles hápticos mecánicos de los equipos de sonido de alta gama. La despejada consola está soportada por una columna de fibra de carbono visible, que recorre toda la longitud del interior.