Jaume Roura es una persona pragmática, a la que no le gusta perder el tiempo ni estar donde no hace falta. Esta filosofía le hace hablar claro en esta entrevista concedida a Fleet People, en la que ha confirmado que no tiene intención de renovar como presidente de Faconauto, la patronal de los concesionarios de automóviles que lidera desde 2012, y que tampoco seguirá en la retomada mesa de diálogo del sector si ésta no se orienta a la consecución de resultados beneficiosos para el conjunto del automóvil en España.

El máximo responsable de la Federación de concesionarios (Faconauto), que lleva desde 1969 en el mundo del automóvil —fundó Grup Lesseps—, posee cuatro concesionarios en Barcelona, Martorell, Badalona y Mataró y no se arredra a la hora de hablar de previsiones y de cifras o de criticar lo que no le gusta del Gobierno, especialmente, en lo que se refiere al trato que ha recibido el empresariado español.

Esta actitud quizás la reforzó en la que es, junto el automóvil, otra de sus pasiones, el fútbol, un ámbito en el que también destacó, puesto que fue presidente de la Federación Catalana de Fútbol entre 2000 y 2005 y también miembro de la directiva de la Federación Española de Fútbol.

PREGUNTA— ¿Qué valoración hace de 2016 para el conjunto del sector del automóvil y para los concesionarios, en particular?

RESPUESTA— Ha sido el año que se ha consolidado la recuperación del sector, después de varios años de crisis. El objetivo era registrar una recuperación y en 2016 lo hemos conseguido. Por tanto creo que ha sido un año muy positivo que marcará una tendencia de cara al futuro.

PREGUNTA— ¿Cree que el fin del Plan PIVE, en verano de 2016, evitó un mayor del crecimiento del mercado español?

RESPUESTA— Es evidente que todo lo que son planes de ayuda a incentivar la compra tienen una incidencia positiva en las ventas y la no existencia es negativa. No obstante, entre concesionarios y marcas hemos puesto todos los esfuerzos para seguir motivando al comprador a cambiar su automóvil. Esperamos y deseamos que a futuro el Gobierno entre en razón y comprenda la necesidad de estos programas, que fomentan la renovación de un parque automovilístico antiguo y también conllevan una mejora importante al medio ambiente.

PREGUNTA— ¿Cree que se debería renovar el Plan PIVE o es más partidario de medidas de carácter estructural?

RESPUESTA— Son cosas diferentes. Por un lado, las reformas fiscales son un tema que se demanda desde hace tiempo y el Gobierno tiene que entender que España se tiene que equiparar con los países europeos desarrollados. Es incomprensible que en estos momentos se siga manteniendo un impuesto como el de matriculación. Por otro lado, están los planes de ayuda, que no tienen otro objetivo que la retirada de la circulación del parque antiguo. España cuenta en la actualidad con vehículos que están circulando por las carreteras con más de 20 años de antigüedad, lo que supone una barbaridad, puesto que las nuevas tecnologías representan mejoras de seguridad y también de medio ambiente.

Creemos que España no puede ser el segundo país de Europa que tiene el parque más antiguo, por lo que estos programas son una necesidad en favor de la sociedad y se tienen que activar cuanto antes para poder sacar dichos vehículos de la circulación.

Faconauto
FOTOGRAFÍA: Yayo Pino

No podemos prever que haya ayudas para comprar coches todo el ejercicio pero, al menos, sí durante una parte del año


PREGUNTA— ¿Qué previsión de ventas de vehículos tiene para el año actual?

RESPUESTA— En los últimos años hemos tenido crecimientos importantes porque se había caído en pozo muy hondo, por lo que cada vez que nos vamos acercando a las cifras de ventas que corresponden al país por su PIB y renta per cápita, lógicamente el crecimiento será más reducido. Esperamos que en 2017 podamos estar en un modesto crecimiento de entre el 5% y el 10%, lo que nos llevaría a alcanzar 1,2 millones de turismos. Nuestras previsiones contemplan que el Gobierno acepte las peticiones de Faconauto y que reaccione lo antes posible, por lo que no podemos prever unas ayudas a la compra durante todo el año, pero sí durante una parte.

PREGUNTA— ¿Cómo ha ido la rentabilidad de los concesionarios en 2016 y cómo avanzará en 2017?

RESPUESTA— Las rentabilidades se han ido recuperando a medida que ha ido mejorando la facturación, por lo que desde 2015 prácticamente dejamos los números rojos y en 2016 hubo síntomas de números negros en la distribución, aunque todavía está lejos del objetivo que necesitamos que es alcanzar una media del 3% (sobre cifra de negocio). En 2016, en general, la distribución estuvo de media por encima del 1%. Nuestro objetivo es alcanzar la cifra del 3% cuanto antes y esto no debería ser más tarde de dos años, es decir, antes de que lleguemos a 2020. No podemos olvidar que una red rentable consigue que una marca de automóviles sea rentable.

PREGUNTA— ¿Cómo cerraron 2016 los concesionarios en términos de facturación y cómo afrontan el año actual?

RESPUESTA— La cifra de negocio de 2016 se situó en 35.000 millones de euros, lo que supuso un crecimiento del 26% respecto del ejercicio precedente. Y como pensamos que en este año las ventas subirán más moderadamente también creemos que la facturación se incrementará en el mismo porcentaje en este año. Se podría aspirar a facturar en el entorno de 37.000 millones en 2017, en línea con la progresión prevista del mercado.

PREGUNTA— ¿Piensa que la falta de Gobierno durante casi un año ha afectado a la economía en general y a la ventas de coches, en particular?

Faconauto
FOTOGRAFÍA: Y.P.

RESPUESTA— En España somos gente preparada para afrontar todos los retos y hemos superado esta larga y dura crisis, aunque hemos tenido que hacer frente a una situación incomprensible de falta de Gobierno. Las empresas han tenido que seguir funcionando durante el año pasado, a pesar de que un Gobierno estable, guste más o menos, es imprescindible para un país. El Gobierno tiene que comprender que un país funciona porque hay empresas y empresarios que invierten, que generan puestos de trabajo y que dan riqueza al conjunto de la economía. El empresariado no está tratado como le correspondería, lo que es responsabilidad del Gobierno, que no ha dejado desarrollar una estabilidad empresarial en momentos de recuperación y que en estos momentos no está ayudando lo suficiente al espíritu empresarial del país. Esperamos que, aunque no tiene mayoría, el ejecutivo se dé cuenta de que un país tiene que apoyar al mundo empresarial.

PREGUNTA— La llegada de un nuevo Gobierno supone volver a empezar con los contactos políticos ¿Cómo piensan desde Faconauto trabajar para defender los intereses de sus asociados?

RESPUESTA— Hay interés por retomar la mesa de diálogo del sector del automóvil, en la que participan Anfac, Aniacam, Ganvam, Faconauto y todas las asociaciones que representamos el colectivo de la distribución y fabricación en este país. Debemos ir todos a una para conseguir los objetivos que pretendemos, como situar a España con un mercado automovilístico equivalente a su renta per cápita, que sería de entre 1,3 y 1,4 millones de turismos, más unos 250.000 vehículos comerciales.

Todo esto ayudaría a marcar una tendencia de estabilidad y el Gobierno tiene que estar al lado de este espíritu empresarial. Si nosotros todos unidos explicamos bien las cosas a los políticos y ellos nos quieren entender creo que será fácil el llegar a un acuerdo. El diálogo tiene que ser abierto, permanente y receptivo, pero, como representante de Faconauto, manifestaré que si la mesa de diálogo no tiene objetivos claros, nosotros no podremos continuar en ella. No estamos en contra de mantener el diálogo permanente, pero queremos resultados y objetivos cumplidos.

Faconauto
FOTOGRAFÍA: Y.P.

PREGUNTA— ¿Cómo valora la relación que tienen con las demás asociaciones del sector?

RESPUESTA— Todo es mejorable y debemos tener la misión de superarnos, pero creo que hay buena relación y sintonía. Existe un punto básico, tener un objetivo claro que pretendemos todos, como seguir creciendo y lograr una estabilidad. Para conseguirlo debemos estar unidos y nos tenemos que entender. Hoy la relación entre las asociaciones es positiva.

PREGUNTA— Ya ha confirmado que  no continuará en la presidencia de la Federación. ¿Qué puede decir sobre este tema?

RESPUESTA— Renové mi segundo mandato y estoy trabajando para lograr las metas marcadas en Faconauto, pero a las personas nos van cayendo los años y nos hacemos mayores. Hay que renovar y dar aire nuevo y juventud. Tengo muy claro que éste será mi último mandato, tal y como comenté a finales del año pasado. El último. Estoy para servir y para mejorar todo lo que se pueda en la Federación, y por lo tanto haré lo que mejor convenga al sector y afrontaremos los cambios que hagan falta. Y sin ningún trauma.


“Me habría gustado presidir la RFEF”

¿Qué diferencia hay entre presidir una asociación y una empresa? En una asociación se defiende un colectivo y en una empresa hay que sacar adelante intereses particulares

¿Qué es lo que más le gusta de ser presidente de Faconauto? ¿Y lo que menos? Conseguir objetivos en bien del sector de la distribución. Lo que menos, no conseguirlos y los sinsabores que esto produce

Es usted muy futbolero ¿Cuáles son para usted los tres mejores jugadores de la historia? Hay más de tres y prefiero centrarme en la historia actual, y le daré uno, que marca la diferencia: Leo Messi.

Fue presidente de la Federación Catalana de Fútbol ¿Le gustaría volver al mundo del fútbol cuando deje el automóvil? Cuando deje el automóvil iré cerrando mi etapa profesional. La del futbol la terminé ya hace años

¿Le gustaría haber sido presidente de la Federación Española de Fútbol? Es un cargo muy importante y de mucha responsabilidad. En su momento sí, me habría gustado

¿Con quién se tomaría una copa, con Mario Armero (Anfac), con Juan Antonio Sánchez (Ganvam) o Germán López Madrid (Aniacam)? Con los tres. Mi forma de actuar es hacer amigos

¿Cuál es el plato que más le gustó de la Navidad pasado? ¿El que menos? La escudella i carn d’olla catalana que hacía mi madre y hoy hace mi esposa. La carne de ave

¿Suele ver la televisión? ¿Cuál es su programa favorito? Sí, cuando puedo. Los informativos, los documentales, los programas deportivos y las películas del Oeste