La industria de automoción dispara un 17,6% el superávit comercial