La recaudación del impuesto de matriculación se duplica