Hertz despide a 10.000 empleados, el 30% de su plantilla mundial