Hertz, primera víctima del coronavirus: entra en concurso de acreedores