¡Hasta la P….!

La mayoría de las conversaciones en el sector automovilístico empiezan así