La guerra de Ucrania no frena la expansión del coche eléctrico