El grupo KWD de Schnellecke se reinventa