viernes 1, marzo, 2024

ÚLTIMO NÚMERO

NEWSLETTER

From The Inside Talks: Una de renting y dos de boquerones… (Parte I)

Share & Fleet

En este texto...

Autor

Pues ya que estamos en una revista de flotas, si no hablamos de las compañías de renting sería como esquivar al elefante en la cacharrería. Pero claro, como son un ente etéreo que ni toca el suelo, pues darle forma al artículo va a ser complicado. Pero como en el chiste de Eugenio, si aquí dentro de este tocho de madera hay un San José, yo se lo encuentro, señora.

 

La vida les ha puesto la bola botando en el área. Pasamos de compra a uso, pasamos de largo plazo a corto. Pasamos de tenerlo en los libros. Eso es de Hacienda, no de flotas, pero mejor que esté en tu balance. Nosotros usamos los coches. Más fácil no se la ponían a Fernando VII.

Pero claro, es que luego hay que hacerlo, y para hacerlo bien sin pillarse los dedos como un pianista castigado, hay que tener las espaldas financieras de Rambo, porque soportar un valor residual con un mercado más cambiante que el humor de un bipolar, pues solo sale por la ley de los grandes números… y un riñón como una piscina de la urbanización del golf.

 

Tiene pinta de que el artículo va a ser largo, pero como no me pagan —como a los malos columnistas— por número de palabras, seguramente lo tendré que dividir en dos artículos, para no hacerlo demasiado largo. Al fin y al cabo, medio sector solo lee estos artículos en sus horas de trabajo, y si es muy largo lo dejarán a medias para ir a la primera reunión de la mañana.

Esa que solo se tiene porque el jefe luego tiene muchas reuniones y ya no va a poder atender a su equipo.

Por si alguien no se ha enterado, el renting es alquiler con servicios, y como los servicios pueden ser tan sencillos como una gestión subcontratada de multas, casi cualquier alquiler de coches de más de tres meses es un renting.

El remarketing no es hacer marketing dos veces, es solo vender usados

Cuando viene un jefe nuevo de la central, lo primero que hay que explicarle es que el renting es como su leasing. Y luego le explicas que un renting es lo que ellos llaman leasing operativo. Y que leasing en España es comprar un coche a plazos aunque no sea operativo; pero claro, una financiación también es lo mismo, como una compra multiopción, pero con un residual que defiende el que lo está alquilando.

Así, claro, claro, pues no es. No nos enteramos ni nosotros, y eso que tenemos más coches financiados que pelos en la cabeza (unfortunately).

From The Inside Talks: Una de renting y dos de boquerones… (Parte I)
ILUSTRACIÓN: PATRICIA JADRAQUE ©FLEET PEOPLE

 

Ya no discuto con mi cuñado al respecto, que todo lo que sea pagar cuotas es renting, aunque luego el coche se supone que no te lo quedas, hasta que te lo quedas después de alquilarlo y se vuelve a liar el concepto. Porque el remarketing no es hacer marketing dos veces, es solo vender usados. Asumimos que la mitad de nuestros clientes no entienden la diferencia y el 95% de los cuñados del mundo, tampoco.

 

Primeros espadas rentinianos

Dentro del sector hay varios actores principales y muchos secundarios, pero el macho alfa es ALD Automotive que, como el comecocos, se ha ido comiendo a todos los puntos pequeños, a los gordos y, después, a los fantasmas.

Dirigido por Pedro Malla, que importó a los coches la norma máxima de la diplomacia vaticana: puño de hierro con guante de seda. Se han comido hasta a Leaseplan —Lisplan—, que fueron los que se inventaron esto cuando los dientes de sable todavía poblaban el planeta.

El primero se come al segundo y concentra el mercado, y así ha estado la CNMC, como  Chiquito: Que si aprueborr, que si norr. En los orígenes estuvo un fantástico Criado, que se inventó una palabra que hace que cada vez que una marca viene a discutir volúmenes, le tengas que explicar que lo que para ellos es leasing, para ti es renting. Lo que ayer era costra, hoy es pus… pero el budget estaba aprobado, así que había que hacer la cifra, lo llamen como lo llamen.

From The Inside Talks: Una de renting y dos de boquerones… (Parte I)
Ayvens ha fichado a tíos muy válidos, pero con menos glamour que Mendy.

 

 

La última fagocitación ha incorporado al nuevo equipo de Ayvens a tíos válidos de verdad, pero con menos glamour que el Mendy del Madrid. Uno de los que saben mucho de esto es Igor (Aigor, como en El Jovencito Frankenstein) Ozaeta, al que en el biberón, en vez de cereales, le daban de comer flotas y no es que haya mamado el sector, es que vino a este planeta para hacer esto, como el joven Jor-El, a la sazón Supermán.

Después tienes a Arval, que además de envolver bocadillos con su papel, ha puesto más picas en Flandes que la rendición de Breda. Por ahí ha pasado medio sector, porque el otro medio ya se había formado en Lisplan, aunque primero estaban los de Dial, antes de ser cadena de radio, por donde pulularon personajazos de los pies a la cabeza como González Calero, que fue un maestro para todos los que tuvieron la suerte de trabajar con él.

Por aquí (Dial, Lisplan, Arval…) no es que pasase gente buena… Es que era un desfile de gente que te la encuentras 30 años después siendo de los buenos, buenos, del sector. Los que se saben la fórmula de la Nocilla y del calimocho; además de la de la del DycCola, claro.

 

Cuando era joven me forraba las carpetas con chicas impresionantes, las que se inventaron el concepto de top model… Pues los de Arval eran como para forrarse un clasificador de tops del sector.

Luis Morán, genio loco al que solo se le puede amar u odiar y, resulta que, a la larga, solo le amamos todos. Tuvo una jefa que simpática no era, pero a la que se le ocurrió que si el mismo que compra los coches se encargaba de venderlos, pues no se dispararía un pie con los residuales.

Y funcionó a las mil maravillas.

También Miguel Giménez que, a base de abrir puertas para vender flotas, se dio cuenta de que las puertas que tenían los premios gordos del Un, Dos, Tres estaban fuera del sector. No era una puerta giratoria. Era y es un ventilador de negocios. Gran tipo para cualquier operación con o sin coches.

Por ahí anda todavía Rafa Vidal, que pasó de vender (Director comercial) a comprar (Director de compras o Procurement, que debe querer decir algo así como “procura comprar barato”), y descubrió que todo se le daba bien. Siguiendo su senda y haciendo las cosas bien, se llega a todo.

Capítulo especial merece Maria Jesús Boyero, que se sabe los nombres y apellidos de los padres, hijos y nietos de todas las flotas de España. No es tonadillera porque no quiso cantar, pero si le hubiese apetecido, con un clavel en la boca, hubiese llegado a Hollywood y toda California tendría un coche suyo.

Ahora está Manuel Burdiel —si fuese desordenado tendría el chiste en su propio apellido—, que tiene más millas de Iberia que la Piquer y que lo hará bien, porque siempre lo ha hecho. Solo le pido que inmortalice su perfil de Augsburgo con un óleo de Augusto Ferrer-Dalmau en su despacho.

 

Tenemos creciendo a marchas forzadas a An-Alphabet, la vinculada del Grupo BMW. Han puesto de capo a Alberto Copado y les ha puesto a trabajar a todos más que en el penal de Brubaker.

Es listo pero, sobre todo, es que curra hasta en Nochebuena y siempre tiene un plan y un powerpoint preparado para la ocasión. Que su competencia tenga cuidado, porque se van a llevar todas las flotas que dependan del servicio y del trabajo. Le decía un jefe de Peugeot: “Ojalá llegues a cumplir los años que aparentas”. Y ahora parece un chaval, con más ganas que un canterano del Barça. El vicio rejuvenece. Trabaja en algo que te guste y no trabajarás un solo día de tu vida.

Pero esas de ahí arriba, las grandes de entre las empresas grandes (casi todas con un banco detrás, a ver si va a ser esto un negocio financiero y no uno de coches), ya nos las sabemos prácticamente todos —hay gente que no se las sabe: me consta que esta columna llega a gente de fuera del sector—, pero hay otras compañías de renting que compran, alquilan con servicios y venden miles de unidades pero que solo los del sector conocen y pocos sabrían deletrear.

Está Leasys (Lisis. Suena a enfermedad), empresa nacida a los pechos de FCA como marca cautiva (eso quiere decir que soy renting, pero soy más de marca que un Cayetano). Inventaron conceptos nuevos como el Lenting, que no es una mezcla de Renting y Lending: era solo hacer renting, pero muy despacito. Pedir una cotización o ir a Lourdes tenía las mismas posibilidades de éxito.

También se les conocía como Para-Leasys. Problemas de juventud. Pero luego poco a poco, Alex Barrau, que de esto sabe latín y Raúl García, que pasó de odiar a “las renting” a cogerle el puntillo al sector, han hecho una poderosa marca que cada día crece más y que, a base de buen hacer, se les escapan menos clientes que presos de Alcatraz.

 

Mención especial a los chicos de Athlon, otra vinculada, pero que además tiene el mérito de haber empezado siendo Rabobank. El que le puso el nombre ya no trabaja en este sector. Le debieron de dar un premio de marketing y un destino en una clínica de fertilidad.

Ahí, a la chita callando, entre Rumoroso, que además de ser una tienda de vajillas en Príncipe de Vergara es un tío más ordenado que Mary Kondo y deja trabajar a su equipo, Athlon la va liando más parda que Jesulín.

Claro que, ¿cómo no vas a dejar trabajar a tu equipo si tienes la suerte de tener a dos tíos tan válidos, como Luis Laza y Alberto Arnau? No hay negocio, flota o chica guapa que se resista a sus encantos. Si Athlon es lo que es ahora, es culpa suya en muy buena medida.

Y encima han puesto de Presi a Homero, que vino con tantas ganas que contagió a todo su equipo. Ya nadie hace la gracia de Homero Simpson porque se ha ganado a todo su equipo y clientes. Llegados a este punto, solo puedo brindar por todos ellos con un Tequila muy reposado.

 

Luego están los bancos que, siendo este un negocio de financiación con servicios, no podían perdérselo. Claro que, aunque sea un negocio financiero, con un subyacente que es un coche… no puede ser un negocio financiero, por que el valor residual, el mantenimiento, el seguro, los servicios… hacen que sea un negocio único y en el fondo, no tan financiero.

Caixa, Santander e Ibercaja, cada uno en su estilo, han marcado la pauta de lo que es ahora mismo esto de alquilar con seguro y servicios.

En Ibercaja tienen a Joaquín Mansilla que canta Soy minero peor que nadie en el mundo, ora minero, ora extramuros de la minería, pero que todo lo demás lo hace perfecto. Listo, educado, trabajador, pero además majo y orientado a resultados… todo genial, pero como el audio ese que circuló de Diego el Gallu, ¡qué pena de cantante! Si no fuese por la voz…

Caixa, La Caixa. De la mano de Arval, han petado el sector del renting a particulares usando, muy bien, su gran red de sucursales bancarias. Si la operación no es de mil unidades, no les molestes, que estarán financiando televisiones y lavadoras.

Al fin y al cabo, los coches eléctricos son lo mismo.

Santander Renting o Leasing o Consumer Finance o Bansacar… los Hernández y Fernández, del renting; son gemelos mellizos o vecinos del mismo padre. No somos capaces de distinguir, 30 años de sector mediante, cuál es la diferencia entre las distintas ramas del mismo árbol, pero ahí está el gran Paco Perez-Aguado que tiene más coches matriculados que farolillos ha habido en la Feria de Sevilla desde la Expo 92.

No le cuentes cuando empezó la financiación de coches, que él ya estaba (y sigue estando) ahí. Si a alguien se le hubiese ocurrido hacer un renting de las pinturas rupestres de Altamira, hubiese sido a él. El primer coche de Pedro Picapiedra lo financió él.

 

Pues a todos ellos les pasa lo mismo: que el sector ha dado tantas vueltas tan rápido que el ventilador se les ha convertido en hélice.

Hace cuatro meses faltaban coches y no había descuentos. Ahora sobran y los descuentos no están para los renting, que todo el mundo sabe que ya han cerrado el año y no le van a ayudar a hacer la cifra, así que van a estar descompasados del mercado hasta que se hagan los segundos planes de ventas de las marcas, allá por junio de este año o 2024+1 (evitando rimas).

Del resto del sector, hablaremos después de la publicidad, en la segunda parte de este artículo, que es mejor cenar dos veces, que dar explicaciones.

 

¿Dónde quieres recibirla?

    Más información

      Kia EV9, el nuevo 'must' ecológico para el CEO concienciado

      Lo más visto