La filial de eléctricos de Evergrande, al borde de la quiebra