Ficosa afronta una posible huelga de cuatro días en Barcelona