Feijóo considera equivocado fijar el ‘target’ en el coche eléctrico y aboga por un nuevo Perte