Las fábricas de vehículos españolas perdieron casi 725.000 unidades en 2021