Los fabricantes de coches facturaron 69.500 millones en España en 2019, un 9% más