Automatriculaciones, la gran fábrica de kilómetros cero

Matriculaciones » Las operaciones de ‘buy-back’ tienen detractores y seguidores. La realidad es que son un engrasante natural del mercado del que todos se aprovechan