España, el tercer mercado de flotas más resistente del ‘Big 5’ europeo