Las empresas globales de renting, activas y en alerta con ocho millones de vehículos en juego