Elon Musk ha despejado dudas con la entrega de las 30 primeras unidades del nuevo Model 3, el compacto con el se propone popularizar el coche eléctrico, del que ya dispone de más de 400.000 pedidos tramitados a través de Internet.

La entrega se ha realizado en la planta de Fremont (California), antigua fábrica de General Motors y Toyota, en un evento multitudinario en el que algunos medios de comunicación han  podido probar estas primeras unidades que Tesla ofrece en dos versiones de autonomía, de 310 y 499 kilómetros de autonomía. 

Despejada esta primera incógnita relativa a la fabricación y entrega de primeros ejemplares, en la industria automovilística surge nuevas dudas en relación a la producción para atender una fuerte demanda, a tenor de que Tesla cerró el pasado ejercicio con la fabricación de 76.200 unidades del Model S, su estrella de ventas, hasta el momento

Tesla ha declarado un objetivo de fabricación en 2018 de 500.000 unidades de sus tres modelos (3, S y X) y un millón de unidades en el año 2020, ya con un cuarto modelo en la gama, un pick-up denominado Y.

El Model 3 es un compacto cien por cien eléctrico con una autonomía de 350 kilómetros que tiene marcado un precio en EEUU desde 35.000 dólares, 1.000 de los cuales han tenido que ser adelantados por esos más de 400.000 clientes.

Sus otros dos modelos, la berlina deportiva S y el SUV X están disponibles a partir de 70.000 dólares.

Los Model 3 son fabricados en la planta que Tesla posee en la localidad californiana de Fremont , que recibirán la batería de la Gigafactory que Tesla tiene en Nevada para la producción de acumuladores.

Los primeros poseedores del Model 3 son empleados de Tesla y de la compañía SpaceX, también propiedad de Elon Musk, que empieza a ser conocida por sus ensayos con naves espaciales para sistemas de transporte orbitales e interplanetarios.

Para estas primeras unidades Tesla ofrece pocas posibilidades de elección, prácticamente limitadas al color de carrocería y llantas, ya que trata de simplificar las primeras fases de producción del nuevo modelo para alcanzar el ritmo suficiente que permita satisfacer la demanda.

El Model 3, según los primeros datos disponibles, tiene una autonomía de 350 kilómetros y está equipado con un motor eléctrico capaz de lanzar al coche en el 0-100 km/h en 5,6 segundos. Una segunda versión, a cambio de 9.000 dólares más, lleva la autonomía a casi 500 kilómetros.

En dimensiones, el Model 3 es alrededor de 30 centímetros más corto que un Model S y en el interior, de configuración similar al modelo superior, exhibe una pantalla central de 15 pulgadas en lugar de las 17 del S.