Los vehículos electrificados usados generan 930 millones en España