Solo el 36% de puntos de carga de vehículo eléctrico está en zonas rurales o carreteras principales