El Plan Movea 2017 de ayuda a la compra de vehículos impulsados con energías alternativas ha agotado los fondos poco después de las 24 de actividad de la web puesta en funcionamiento por Tragsa para la solicitud de estas ayudas. 

La web se ponía en funcionamiento a las 12.00 horas del jueves, 3 de agosto, aunque el Plan se aprobaba el pasado 16 de junio y era publicado el 23 de junio en el Boletín Oficial del Estado (BOE), y a las 14.00 horas del viernes ya no quedaba un euro de los 14.260.000 euros presupuestados por el Gobierno.

A la hora de abrirse la web se agotaban los 430.000 euros de ayuda destinados a las motocicletas eléctricas (L3e, L4e, L5e) y poco después las asignadas a los turismos, furgonetas y camiones alimentados con gas, y el viernes a las 14.00 horas el resto de los fondos. Sólo queda esperar alguna operación fallida para sea admitida alguna de las solicitudes que han quedado fuera de la convocatoria.

El hecho de que las ayudas se hayan agotado tan rápido ha reavivado las críticas que se producían desde el mismo inicio de su aprobación, ya que el sector las consideraba insuficientes aunque les daba la bienvenida.

Desde la industria del automóvil se pide un plan de ayudas más ambicioso que active este mercado y que cuenta con la implicación de todos los niveles de la administración pública.

Las ayudas contempladas en el nuevo Movea están gestionadas por Tragsa, entidad colaboradora que ya lo fue en el anterior Plan, que también será la encargada de abonar las subvenciones a los beneficiarios.

La puesta en marcha de la web, prevista para el pasado lunes, se inició este jueves después de que se hayan registrado retrasos en la recepción de información sobre vehículos y por parte de los puntos de venta asociados.

La distribución de las ayudas contemplada en el Real Decreto era la siguiente:

a) Vehículos eléctricos

i. Turismos (M1), cuadriciclos ligeros (L6e) y pesados (L7e), vehículos de pila de

combustible: 6.270.000 euros.

ii. Autobuses o autocares (M2, M3), furgonetas, furgones, camiones ligeros y

camiones (N1, N2, N3): 3.390.000 euros.

iii. Motocicletas (L3e, L4e, L5e): 430.000 euros.

b) Vehículos propulsados por Gas Natural (GNC, GNL, bifuel)

i. Turismos (M1) y furgonetas (N1): 600.000 euros.

ii. Autobuses o autocares (M2, M3), furgones, camiones ligeros y camiones (N2, N3):

1.635.000 euros.

c) Vehículos propulsados por Gas licuado del petróleo (GLP, bifuel): 1.375.000 euros

d) Instalación de puntos de recarga para vehículos eléctricos

i. Convencional: 45.000 euros.

ii. Semirrápida: 85.000 euros.

iii. Rápida: 430.000 euros.