domingo 14, abril, 2024

ÚLTIMO NÚMERO

NEWSLETTER

El CEO de Abadía Retuerta sabe mucho de vino… Y de la vida

Share & Fleet

En este texto...

Autor

Esther Alonso
Esther Alonso
Gran experta en el área de salud, sector periodístico en el que desarrolló buena parte de su trayectoria profesional, Esther Alonso lleva 15 años escribiendo sobre eyewear y estilo de vida, una pasión-profesión que le permite ofrecer a los lectores de Fleet People las últimas y mejores tendencias actuales en moda, restauración, viajes y cuidado personal. Un auténtico refugio de placer cotidiano para los amantes del genuino lifestyle. Además de Fleet People, ha colaborado con otros prestigiosos medios como El País, El Español y revistas especializadas como Psychologies o Lookvision.

Nacido en Sevilla, Enrique Valero ejerce desde 2009 la dirección de la bodega Abadía Retuerta y, desde 2017, la dirección general tanto de la bodega como del hotel Abadía Retuerta LeDomaine, un cinco estrellas y una vanguardista bodega especializada en vinos de pago ubicados en Sardón de Duero. Es decir, en la Milla del Oro de Ribera de Duero (Valladolid).

Aunque en su familia se percibía el vino como una de las cosas buenas de la vida, Valero jamás pensó que se dedicaría a este sector de forma profesional. Tras estudiar derecho y hacer un MBA, empezó a trabajar de forma profesional para varias bodegas importantes (Diageo, Berberana, United Wines o Gonzalez Byass).

“Desde el principio estuve con las marcas de vino, no con licores. Era “el hombre de los vinos”, comenta divertido a Fleet People. Su impresionante currículum, a caballo entre España y Reino Unido, le valió para obtener la dirección de Abadía Retuerta hace ahora 10 años: “Cuando llegué, mi cometido era reposicionar la marca y abrir el hotel. Por aquel entonces, Abadía Retuerta comprendía un portafolio poco definido (incluía vinos baratos, vinos caros…). La marca no estaba considerada entre las mejores de España y tampoco había hotel, ni enoturismo, como hay ahora. Había que crear lo que ahora llamo el Estilo Abadía Retuerta, explica.

Lo primero fue definir la visión y la misión del plan estratégico. Lo segundo estaba claro: respetar el legado recibido, conservarlo e, incluso, mejorarlo para futuras generaciones. Por ello, Valero destaca que más importante todavía que el patrimonio natural e histórico de Abadía Retuerta es el patrimonio humano: “El hombre tiene la capacidad de construir o destruir. Cuando llegamos, la abadía era un almacén de grano. Los empleados habían hecho viviendas por todos lados, había humedades, el techo se caía y no había mantenimiento.

Ahora, Abadía Retuerta Le Domaine es —y desde hace dos años consecutivos—, “el mejor hotel de España” apunta el directivo. Una de las herramientas para conseguir este “milagro” fue crear el departamento de experiencias únicas que, sorprendentemente, no sólo estaba dirigido a visitantes y huéspedes, sino también a los trabajadores. “No basta con tener la información. Hay que sentirla y vivirla, por eso los trabajadores pueden probar todo lo que ofrecemos: el spa, el hotel, los restaurantes (incluido El Refectorio, con una estrella Michelin)…”, anota Valero. Buenísima idea.

El plan de reposicionamiento funcionó ¡Y de qué manera! Abadía Retuerta Le Domaine cuenta hoy con 137 empleados a los que se añaden algunos más de empresas temporales, cuando es necesario un refuerzo.

 

Enrique Valero ejerce desde 2009 la dirección de la bodega Abadía Retuerta
Enrique Valero ejerce desde 2009 la dirección de la bodega Abadía Retuerta.

 

“En España es habitual querer hacer las cosas sin personas, información ni infraestructura. Lo único que importa es cuánto tiempo vas a tardar en ganar dinero. Nosotros somos diferentes. Sabemos que la visión a largo plazo es la única forma de alcanzar el posicionamiento deseado, y ser referente. Un ejemplo claro de esto es que tenemos 30 habitaciones y un ratio de tres personas en cada una, mientras que en España este ratio suele ser de menos de una persona. Lo estamos haciendo mejor que bien, y prueba de ello es que un 16% de los huéspedes que vienen, repiten”, subraya el CEO.

 

Con-sumo cuidado

Pese a que Abadía Retuerta tiene una ubicación inmejorable, Valero quiso hacerla todavía más accesible y, por eso, hace seis años se creó The Craft, el club de Abadía Retuerta Le Domaine en Madrid (Ortega y Gasset, 21).

Es una segunda casa para los cien socios que lo integran, quienes también pueden disfrutar de las maravillosas instalaciones de Valladolid. Y la iniciativa ha servido para estrechar lazos con varios sectores, entre ellos el de la automoción.

“Ha habido muchas actividades con coches en Abadía Retuerta; es un lugar inmejorable para hacer presentaciones y para probar coches. Ahora mismo tenemos prevista una acción de leasing con Minis descapotables y vamos a ofrecérselos a los huéspedes para que los utilicen de forma gratuita”, revela Valero a este magacín.

Además, y en este punto, el CEO de Abadía Retuerta está especialmente ilusionado con el proyecto de RSC de la compañía, en el que los coches eléctricos tienen un lugar destacado. 

“Tenemos cargadores para coches eléctricos en el hotel y nos gustaría ofrecer una carga gratuita a los clientes de la Vinoteca, para que puedan venir a comer, descansar y continuar ruta con las pilas cargadas”, afirma.

Hay que estar atentos a las propuestas de este maravilloso lugar, una verdadera “bodega” llena de atractivas propuestas.

¿Dónde quieres recibirla?

    Más información


      ID.7 Tourer, aún más espacio en clave eléctrica

      Lo más visto