sábado 13, julio, 2024

ÚLTIMO NÚMERO

NEWSLETTER

Ecomotion tour de ALD, la guerra de la eficiencia

Share & Fleet

En este texto...

Autor

Real o irreal. Esta la es la disyuntiva en la que se mueve hoy la industria del automóvil en relación con el consumo y sus niveles de emisiones. Y esta es, extrapolada, la norma que rige la competición ALD Ecomotion Tour, ya un clásico en la agenda del sector.

Este año se inauguraba el mes de junio con la décima edición del Ecomotion Tour, todo un compromiso con el cuidado del medio ambiente, que, además, ha coincidido con el 25 aniversario de la compañía de gestión de flotas en España.

Allí estaba Fleet People, en la mañana del primero de junio, en la sede majariega de ALD Automotive, para reunirnos con nuestro compañero de aventura, Marcos Grant Scarampi, responsable de Flotas de Volkswagen en España, y nuestro reto, bajarle el consumo oficial a un Passat 2.0 TDI Biturbo, una musculosa berlina con 245 caballos de potencia equipada con todo lo posible, un problema más para el desafío que iba a poner a prueba nuestras dotes como conductores eficientes.

Nos teníamos que medir con otros 25 vehículos de todo pelaje firmados por 19 fabricantes y otros tantos equipos firmados por avezados periodistas, algunos de ellos repetidores y ya con experiencia en la lid, y representantes de las marcas.  La escuadra Volkswagen tenía otros dos integrantes, el nuevo Tiguan con el motor diésel de 150 caballos, recién actualizado tras el asunto de las emisiones en Estados Unidos, asociado a una transmisión manual de seis relaciones, y una T5.

El objetivo de esta competición es muy claro, bajar el listón del consumo homologado, pero no tan sencillo, porque para ello había que cumplir un ruta, una media de velocidad y controles de paso estrictos que podían penalizar cualquier logro eficiente.

Un problema más. De forma general, los automóviles, al hacer las pruebas en laboratorio, homologan consumos que en la conducción real son irreales. Por principio, y lo avalan los cientos de pruebas que los periodistas especializados realizamos cada año, el consumo real es muy superior, en algunos casos hasta dos litros cada cien kilómetros.

Una complicación más para el reto del Ecomotion Tour.

En la sede de ALD Automotive, en un moderno edificio ubicado en Majadahonda (Madrid), nos recibe una organización experimentada y atenta a cualquier detalle. Enseguida nos sentimos en un ambiente confortable, lleno de compañeros de otras batallas en esto de la información del motor, y enseguida encontramos a nuestro piloto/copiloto, un simpático ejecutivo con aspecto alemán, pero no, es hijo de italiana y de uno de los ingleses que montó la planta de Ford en Almussafes. Hacemos una buena y pesada pareja que tendrá que lidiar durante las dos jornadas del Ecomotion Tour con el sobrepeso a bordo del Passat. Nos lo tomamos con sentido del humor.

Esperamos el briefing que nos desvelará los detalles de la prueba y de un recorrido que parte de Majadahonda y toma rumbo, no sin antes hacernos pasar por un intrincado de curvas, subidas y bajadas, a las calientes llanuras extremeñas cercanas a El Gordo, en la provincia de Cáceres, para llegar a Valdecañas, una isla rodeada de agua, un pequeño paraíso en el que se ha construido un campo de golf, un hotel y una exclusiva urbanización difícil de ver.

También puedes leer...
Enterprise dona 60 millones de dólares a la lucha contra el hambre

Allí, descanso, y al día siguiente de regreso a Madrid en una etapa inversa, con destino final en al Club de Golf de la Herrería, que penalizaría el trabajo del primer día, al tener una buena dosis de cuestas que se alinearían contra nuestro eficiente Passat y la abundante caballería del biturbo.

Y al final, sorpresa, porque el ganador era inesperado. Vencería el equipo que consiguiera una mayor reducción en el porcentaje de consumo de carburante con respecto a lo indicado por el fabricante en la ficha del vehículo. Las trampas estarían en no perderse, mantener la media de velocidad impuesta por la organización para no penalizar en los puntos de paso y en reducir al máximo el consumo declarado por la marca.

[su_carousel source=»media: 22072,22071,22074,22073″ width=»1600″ height=»1600″ items=»1″ title=»no» pages=»yes»]

Los equipos presentados por Alfa Romeo, Audi, BMW, Citroën, Fiat, Ford, Honda, Hyundai, Kia, Mazda, Nissan, Opel, Peugeot, Renault, Seat, Skoda, Volkswagen y Volvo,  salíamos a cumplir con nuestra particular aventura, con más de 450 kilómetros por delante y mucha temperatura, otro inconveniente en esta guerra de la eficiencia, en la que el aire acondicionado es sinónimo de consumo.

Manos a la obra. Con el rutómetro como asistente y una sencilla aplicación de las utilizadas en los rallies de regularidad para controlar la media de velocidad de los tramos, establecida por la organización en 50, 55, 60 y 70 Km/h, dependiendo de la fase del recorrido, para entrar en hora y no penalizar en los puntos de control, nos disponemos  a recorrer los primeros kilómetros y tantear las respuestas de un potente Passat gobernado con un cambio de doble embrague DSG, un inconveniente más para tener un mejor control de las técnicas de conducción eficiente. 

El equipo Passat tenía por delante la labor más complicada de los Volkswagen.

El Tiguan y el T5 irían más cómodos con los cambios manuales y, además, las homologaciones más recientes y más ajustadas a las reales, por lo que bajar el valor oficial iba ser algo más fácil para ello.

De hecho el Tiguan iba a terminar con victoria en la categoría SUV.

Parecía, a priori, imposible cumplir la misión con nuestro flamante Passat, así que Marcos y el que les escribe nos propusimos ser eficientes, pero sin renunciar a cierto confort, al menos una mínima climatización para contrarrestar el sofocante calor del mes de junio. En los primeros metros, en el denso tráfico majariego, pasado el mediodía, el ordenador de a bordo nos asustaba con valores de consumo medio desmedidos e instantáneos astronómicos, pero a medida que cubríamos metros el sistema nos iba chivando una drástica reducción del consumo, también a medida que tomábamos el pulso del acelerador e intuíamos las respuestas del cambio DSG, que creíamos más inteligente que nosotros a la hora de engranar la relación adecuada, aunque al final aprendíamos a engañar al sistema para activar el modo de navegación a vela, con la total desconexión de todos los sistema que generan rozamientos.

También puedes leer...
Fraikin España logra una flota activa de 6.000 vehículos

Queda por saber si la utilización manual de esta transmisión hubiera dado mejores resultados.

Las aceleraciones suaves y un complicado juego de inercias y navegación a vela formaron parte de nuestro pilotaje durante los dos días de competición, con relevos periódicos al volante. Marcos demostraba conocer bien el Passat. Que tiene sus truquitos tecnológicos, y, en mi caso, reconozco no sentirme muy cómodo con las bajas velocidades que en algunos momentos son necesarias para bajar el consumo. Por fortuna los coches iban rotulados con avisos para otros conductores de que se traba de una prueba de consumo y conducción eficiente.

Los kilómetros se hacen muy largos y al trantrán llegábamos al final de la primera etapa realmente satisfechos con el rendimiento del coche. Acariciábamos los 5,5 litros del consumo medio homologado, pero al bajar del coche ya teníamos información de algunos competidores, como el Tiguan, que estaban muy por debajo de la ficha de homologación. Aún así, este consumo, para un coche con un motor diésel llevado a las prestaciones de un V6 no estaba nada mal.

En la sorprendente isla de Valdecañas llegábamos acalorados y, sin más, de aquí salieron unos palos, de allá, unos zapatos, y en un abrir y cerrar de ojos estaba inmerso en una partida a nueve hoyos con una persona que cae bien desde el primer segundo, Pedro Malla, director General de ALD Automotive en España, y su cúpula directiva más golfera, con la no menos simpática Sonsoles Martín-Garea, directora de Marketing y Calidad.

Mucho calor, casi tanto como en la ruta, en un campo bonito y muy difícil en el que fue de gran ayuda Javier Ochoa Ruiz, el responsable de compras de ALD en España, que mueve cada año un presupuesto de escalofrío. Era el prolegómeno a la barbacoa con la que el Ecomotion Tour iba a reponer fuerzas.

Al día siguiente, temprano, todo preparado para afrontar la segunda, también calurosa, y última etapa de esta décima edición del Ecomotion Tour. Las cosas pintaban peor.

Teníamos un ligero aviso sobre el perfil del recorrido y en el equipo Passat ya no estábamos haciendo a la idea de que no iba a ser una buena aliada de la eficiencia. Mucha pendiente en el tramo final, al que se añadían en algunas zonas tráfico aún más lento que nuestro rodar, con lo que los beneficios de la inercias en la bajadas las perdíamos. Calculábamos que sería difícil bajar de los 5,5 litros y lo probable sería perder opciones a una buena nota. Y así ocurría, el consumo se disparaba a los 6 litros, lo que a Marcos y a quien les escribe les parece que es un buen registro para una berlina deportiva de 245 caballos conducida más cerca de los hábitos diarios que bajo los mandatos de la estricta ultra eficiencia.

También puedes leer...
La DGT busca la renovación de la la edad media del parque español

 

El ganador del X Ecomotion Tour

El broche final llegada para esta pareja en El Club de Golf La Herrería, con fotografía de familia y almuerzo incluidos, y en los postres la sorpresa de la décima edición del ALD Ecomotion Tour, porque el equipo de Honda firmaba la victoria absoluta de la prueba al reducir el consumo un 21,36% frente a la ficha del fabricante y lo hacia con el novísimo Civic Sedan en acabado Executive y equipado con el motor 1.5 de gasolina.

Pero el Tour se cerraba con otros ganadores. El Opel Insignia se alzaba ganador en la categoría de turismos con emisiones menores de 118 gramos, con una reducción del 11,24%, mientras el Honda lo hacía en la categoría de los turismos con emisiones superiores a 118 gramos. En la categoría de los vehículos híbridos el Hyundai Ioniq era el ganador y en el apartado de los comerciales ligeros el Fiat Dobló Cargo Base. El Tiguan de Volkswagen era el ganador en la difícil categoría de los SUV-todoterrenos y demostraba así que el grupo Volkswagen ha dado un vuelco a sus diésel tras el polémico dieselgate.

 

Una carrera de cero emisiones

Esta décima edición del Ecomotion Tour, por coincidir con la celebración de los 25 años de ALD Automotive en España, será un evento de cero emisiones, porque la compañía de renting plantará 300 árboles, uno por cada mes de esos 25 años, en el Parque Regional del Guadarrama, en El Bosque ALD, como compensación por los gases emitidos durante la carrera.

Esta edición consolida el Ecomotion Tour, además, como una competición referente en la búsqueda de la movilidad sostenible y el cuidado del medio ambiente, en la que  numerosas marcas y participantes se suman al compromiso de ALD Automotive para promover la eficiencia energética y la reducción de emisiones.

Una lección bien aprendida de esta experiencia es que la competición organizada por ALD Automotive demuestra la importancia de una actitud responsable al volante para reducir la huella ecológica, aunque la conducción eficiente tiene pasajes que no concilian bien con la seguridad, pero esta es otra historia.

¿Dónde quieres recibirla?

    Más información


      ID.7 Tourer, aún más espacio en clave eléctrica

      Lo más visto