miércoles 21, febrero, 2024

ÚLTIMO NÚMERO

NEWSLETTER

Dudas, electrificación y dragones chinos: lo que aguarda al automóvil español en 2024

Share & Fleet

En este texto...

Autor

Redacción
Redacción
La redacción de Fleet People trabaja para ofrecer a los lectores una información de calidad y actualizada sobre el sector de las flotas y el renting. El equipo está comprometido con la excelencia periodística, y se esfuerza por ofrecer un contenido útil y atractivo para los lectores, ser un referente informativo para los profesionales del sector y contribuir al desarrollo del mismo. La redacción de Fleet People está liderada por Juan Arús, director de la revista y del medio digital. Arús es un periodista con 25 años de experiencia en el sector de la automoción.

El ejercicio que acaba de comenzar es clave para la industria del automóvil, ya que, tras unos años recientes marcados por sucesivas crisis (Covid, semiconductores, guerra de Ucrania…), da comienzo una etapa en la que se tienen que poner las bases de lo que será el modelo de mercado español que nos acompañará en el futuro próximo y que, sin duda alguna, tendrá dos ingredientes claros: electrificación y marcas chinas.

Las ventas de automóviles cerraron el año pasado con una significativa subida del 17,4% en comparación con 2022, lo que supone un dato positivo que muestra la progresiva recuperación que está experimentando el mercado español, después de unos años de bajos volúmenes con motivo del impacto de la crisis del coronavirus de 2020 y 2021 y de la rotura de stock de microchips del año pasado, que provocó un desplome de la producción y, por lo tanto, de las ventas de vehículos, aunque, curiosamente, la rentabilidad del sector se disparó.

A pesar de que el año pasado se rondaron las 950.000 matriculaciones de turismos y todoterrenos en España —la mejor cifra en cuatro años y situándose en niveles cercanos a las 981.000 ventas de 2010—, los volúmenes todavía están lejos de lo que le corresponde a un mercado del potencial del español, con el nivel de motorización nacional y el número de habitantes. Las diferentes asociaciones del sector cifran en este volumen ‘normal’ en más de un millón de unidades, con entre 1,1 y 1,2 millones de coches como cifra óptima a la que aspirar.

Dudas, electrificación y dragones chinos: lo que aguarda al automóvil español en 2024
ILUSTRACIÓN: PATRICIA JADRAQUE ©FLEET PEOPLE

 

No obstante, la recuperación de las ventas se está retrasando más de lo deseable por varios factores que están afectando de forma negativa tanto a la economía en su conjunto como a la automoción, en particular.

La fuerte subida del precio de la energía y de las materias primas ha motivado un aumento de costes para los fabricantes de automóviles que se está trasladando al precio final que abonan los clientes.

Además, la inflación está disparada, con un entorno de altos tipos de interés, lo que no ayuda a fomentar la compra de coches.

Otro factor no menos importante que está haciendo de palo en la rueda de la vuelta a la vieja normalidad de ventas de coches en España es la incertidumbre en su versión más amplia. Los clientes, aunque tengan intención de comprar un automóvil a corto plazo, se enfrentan a dudas provocadas por mensajes contradictorios sobre el futuro del automóvil.

Así, a la hora de comprar un coche eléctrico, dudan de la autonomía y de la infraestructura de recarga, mientras que si lo que quieren es un modelo de combustión, la incertidumbre surge alrededor de si se podrá utilizar en las ciudades o más de allá de 2035, que es el año que entra en vigor la prohibición de vender coches que emitan gases contaminantes en la Unión Europea.

Dudas, electrificación y dragones chinos: lo que aguarda al automóvil español en 2024
Una directiva de empresa baja de un vehículo eléctrico Tesla. FOTOGRAFÍA: OWLIE PRODUCTIONS

 

Desde las diferentes asociaciones sectoriales —Anfac (fabricantes), Faconauto (concesionarios) y Ganvam (distribuidores)— llevan tiempo reclamando que se emitan mensajes claros desde la Administración en relación con el automóvil y que se apueste por incentivar la descarbonización de la movilidad sin discriminar ningún tipo de tecnología, ya que opinan que sustituir un coche de más de diez años por uno de combustión actual ya representa una significativa mejora en términos de emisiones.

Además, apuestan por impulsar la movilidad eléctrica con un plan de ayudas que se cobren en el momento de la compra del coche, no como con el Plan Moves, en el que la subvención llega al beneficiario pasado más de un año, por lo que no sirve de incentivo real a la compra.

A pesar de las dificultades y los retos a los que se enfrenta el automóvil y también la economía, las previsiones de mercado para el año que acaba de comenzar son positivas, ya que se estima que seguirán creciendo las matriculaciones de turismos en España hasta rozar el millón de unidades. Esta barrera no se superaba desde 2019, el último año antes de la crisis, aunque todavía estaremos lejos de los más de 1,2 millones de unidades que se matricularon en dicho ejercicio.

Dudas, electrificación y dragones chinos: lo que aguarda al automóvil español en 2024
FOTOGRAFÍA: SHUTERSTOCK

Eléctrico, muy eléctrico

A pesar de que todavía tienen un peso modesto en el conjunto del mercado español, los vehículos eléctricos marcarán la actualidad de ventas en el año que acaba de comenzar, ya que coparán la agenda de lanzamientos de las marcas, en su apuesta por reducir al máximo las emisiones y por cumplir con la normativa europea para 2025.

No se sabe cuándo será el año definitivo del despegue de la movilidad eléctrica, pero se hace necesario un punto de inflexión en la escueta progresión que están experimentando los coches cero emisiones sobre el conjunto de las ventas de coches en España. Es cierto que los porcentajes de crecimiento de ventas de los automóviles eléctricos son significativos, pero todavía no tienen un peso muy elevado en comparación con opciones más demandadas (y contaminantes) como el diésel o la gasolina.

Así, la movilidad eléctrica representó poco más del 5% de las matriculaciones nacionales a cierre del año pasado, mientras que sumando los híbridos enchufables, la cifra ronda el 13%, todavía muy lejos de la penetración que se requiere para cumplir con los ambiciosos objetivos europeos de reducción de emisiones.

El director general de Anfac, José López-Tafall, afirmó en un encuentro con prensa a cierre del año pasado que es necesario sustituir el Plan Moves, de incentivo a la compra de coches eléctricos, por una figura vinculada a la fiscalidad, como la forma más eficaz de generalizar esta tecnología sin emisiones. Por su parte, Marta Blázquez, presidenta de Faconauto, también abogó por implantar una reducción en el impuesto de sociedades para las empresas que apuesten por incorporar modelos eléctricos a sus flotas corporativas, ya que las compañías son las que más están haciendo por expandir la huella de la movilidad eléctrica en España.

Dudas, electrificación y dragones chinos: lo que aguarda al automóvil español en 2024
José López-Tafall, director general de Anfac. FOTOGRAFÍA: ANFAC

 

Las ventas de automóviles eléctricos seguirán al alza este año, aunque todavía estarán por detrás de las opciones de gasolina y diésel, que cerraron 2023 con una cuota conjunta de más del 50%.

Desde Anfac, López-Tafall muestra su deseo de que la movilidad eléctrica alcance “cuanto antes” el 20% del mercado, en línea con lo que está sucediendo en otros países europeos del entorno.

“Es evidente que hay una amplia oferta existente y que desde el sector se está empujando para alcanzar el cambio, ahora es el momento de lograr que el comprador dé el salto definitivo”, añadió el directivo.

 

El año del dragón chino

Por otro lado, la segunda variable que marcará 2024 en el mercado automovilístico español, después de la electrificación, será la consolidación del desembarco de las marcas chinas. Algunas enseñas procedentes del gigante asiático han ido haciendo pequeñas incursiones comerciales en España, con el fin de tantear el terreno, pero todo apunta a que este año será el del boom definitivo de muchas de ellas, con volúmenes que ya empezarán a ser significativos.

El camino a seguir en cuanto a modelo comercial en España para las firmas chinas lo ha marcado MG, que fue, sin duda, la revelación del mercado el año pasado, con más de 30.000 unidades vendidas, y que ambiciona a entrar en el top 10 en el ejercicio que acaba de comenzar, con un volumen de unas 40.000 unidades.

Dudas, electrificación y dragones chinos: lo que aguarda al automóvil español en 2024
Vehículos de MG, en una calle de Figueras. FOTOGRAFÍA: SKAZOV D.

 

Las claves del éxito de MG son contar con un nombre reconocible para el cliente, dada la dilatada historia tras la nomenclatura MG, así como ofrecer una gama de producto con un precio muy competitivo y con niveles sorprendentes de calidad.

Sin embargo, estos dos motivos no tendrían tanto sentido sin un tercero, como es contar con una sólida oferta de producto con motores de gasolina, que son los que, por el momento, siguen demandando en mayor medida los clientes.

MG es, sin duda, un caso de éxito, pero no es la única marca china que está apostando fuerte por España. Grandes conglomerados del gigante asiático como Chery, Geely o GWM han puesto sus ojos en el mercado español y será en 2024 cuando desplegarán al máximo su ofensiva.

La marca Omoda, del grupo Chery, ha elegido España para iniciar su aterrizaje europeo y, tras lanzar a finales de año el Omoda 5, prevé continuar con su despliegue comercial con otros vehículos como los Omoda 3 o 7, mientras que durante este año Chery también lanzará en España otras de sus marcas como Jaecco, Tiggo o Cougar.

Omoda Chery España
El SUV Omoda 5. La marca pertenece a Chery. FOTOGRAFÍA: OMODA

 

BYD será otra de las marcas chinas que tendrá mucho que decir en España, ya que está haciendo una clara apuesta por contar una gran presencia en el mercado europeo, donde ha lanzado cinco modelos en ocho meses. La intención de la compañía es seguir creciendo y luchar por liderar la ofensiva china.

La llegada de las firmas procedentes del gigante asiático está siendo recibida de puertas afuera por los fabricantes establecidos en España como una consecuencia natural del ciclo económico y como una etapa más en la que aumente la competitividad. Sin embargo, la intrahistoria aporta una visión menos comprensiva porque hay voces críticas en relación con el diferente trato que ofrece Europa a las nuevas empresas y cómo se opera en otras regiones.

Byd Seal
BYD Seal. FOTOGRAFÍAS.: BYD

 

Así, desde las patronales del sector y en voces de muchos representantes de empresas se demanda la máxima de “mismas reglas del juego para todos”, en relación con las fuertes subvenciones y condiciones especiales que se ofrecen a muchas firmas en China, que les han llevado a ser líderes en tecnología eléctrica.

La competencia china, que seguro aglomerará un buen pellizco del mercado español en el medio plazo, y la apuesta de los gobiernos y de las marcas chinas marcará un 2024 que se espera que sea el primero de recuperación real tras las crisis de los últimos años, aunque es difícil prever si en algún momento se llegará a los niveles de mercado automovilístico previos al coronavirus.

 

¿Dónde quieres recibirla?

    Más información

      Kia EV9, el nuevo 'must' ecológico para el CEO concienciado

      Lo más visto