Dos de los grandes unen sus fuerzas ( y su muñeca): Hermes y Apple